Medicamentos para dolor de rodilla

Medicamentos para dolor de rodilla

El dolor de rodilla puede aparecer en personas de todas las edades, comúnmente después de una lesión o de ejercicio. A veces empieza repentinamente, y otras comienza como una leve molestia que va empeorando poco a poco. Las personas con sobrepeso se exponen a mayor riesgo de problemas de rodilla, así como las personas con antecedentes de artritis. En casos más severos, se puede deber a un quiste, a un cáncer o a infecciones en los huesos y articulaciones, pero generalmente tiene que ver con lesiones y uso excesivo de manera inadecuada.

Introducción al dolor de rodilla

Medicamentos para dolor de rodilla

Es frecuente que ocurra dolores de rodilla cuando hacemos ejercicio sin antes calentar, o haciendo un esfuerzo que va más allá de nuestra capacidad. Es por esto que es muy importante tener cuidado con nuestro cuerpo al momento de hacer ejercicios. El dolor de rodilla puede ser tratado y curado, de no ser así, se pueden desarrollar problemas a largo plazo. Una de las causas principales del dolor de rodilla es la bursitis, que es la inflamación causada en la rodilla por la presión repetitiva por periodos prolongados. También lo pueden causar la ruptura de ligamentos, el desgarro de cartílago de esta área, o las esguinces, que son lesiones menores en los ligamentos causados por torceduras repentinas.

Medicamentos recomendados para el dolor de rodilla

Medicamentos para dolor de rodilla

Usted puede tomar ibuprofeno o naproxeno para reducir la inflamación y el dolor de rodilla. El paracetamol y el acetaminofén es capaz de aliviar el dolor, mas no la hinchazón. Siempre que usted tome estos medicamentos asegúrese que no sea alérgico, y que la fecha de caducidad de la medicina no haya pasado. También puede recurrir a analgésicos tópicos de venta libre, los cuales debe aplicar según las instrucciones. Para acelerar el tratamiento, duerma con una almohada por debajo o entre la rodilla y reduzca la cantidad de actividad física de manera que las articulaciones, huesos y ligamentos tengan tiempo de sanarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *