Dolor de piernas y cansancio: Causas y Remedios para aliviarlo

Causas del cansancio y dolor de piernas

El dolor de piernas y cansancio en esta parte del cuerpo se relacionan por diferentes causas aunque sobre eso ya hemos hablado anteriormente aunque podemos añadir que existen factores como la mala circulación sanguínea y la retención de líquidos lo que causa este tipo de dolor, si es este último caso la sensación puede ser también con cierto hormigueo. Un dato a tener en cuenta es que el cansancio en las piernas no se debe a una enfermedad, se relaciona más a problemas de tipo cardiovascular pero vamos a profundizar más sobre ello a continuación:

Causas del cansancio y dolor de piernas

Causas del cansancio y dolor de piernas

Posiciones típicas de un trabajo sedentario

Como indica su nombre son aquellas posiciones en las que pasas varias horas en una sola posición y esto además de causarte una vida sedentaria y sus efectos negativos también cortarán la correcta irrigación sanguínea en las piernas, además de causar la sensación de cansancio puede generar várices en muchos casos.

Insuficiencia venosa

Básicamente se trata de una dificultad que existe en la sangre que retorna al corazón, son dos sistemas que se intercomunican para que se de una correcta circulación en las piernas pero cuando hay un cambio o una alteración negativa en estos sistemas entonces tiene lugar este tipo de insuficiencia.

Obesidad

Esta es una de las causas más comunes, es algo lógico ya que las piernas se encargan de soportar todo el peso del cuerpo pero cuando ese peso es mayor a lo que debería entonces las piernas deben hacer un esfuerzo mayor y se cansan más y puede haber dolor.

El embarazo

Es también una causa común y obviamente afecta a las mujeres, en las diferentes etapas del embarazo ocurren cambios en el cuerpo femenino, el flujo y cantidad de sangre cambian, el peso que debe cargar la mujer se incrementa y ocurren otros cambios a nivel hormonal lo cual en conjunto se traduce en una mala circulación en las piernas.

La ingesta de algunos medicamentos

Existen algunos medicamentos los cuales en algunas personas pueden causar ciertas reacciones negativas las cuales se traducen en dolor y cansancio en las piernas, pueden ser medicamentos para la hipertensión, antidepresivos, antiinflamatorios y medicamentos que contienen hormonas, pero debes recordar que cada persona puede reaccionar de forma diferente a estos medicamentos por lo que no es algo que se cumpla siempre aunque puede ser una causa en algunos casos.

Remedios para aliviar el cansancio y dolor de piernas

Remedios para aliviar el cansancio y dolor de piernas

Diuréticos

Si la causa es la retención de líquidos entonces puedes optar por diuréticos naturales o bien pueden ser recetados por un médico, esto ayuda a eliminar el exceso de líquidos en las piernas.

Caminar y hacer ejercicios al aire libre

Aunque suene extraño ya que hablamos de cansancio en las piernas, hacer actividades como caminar, salir a correr o trotar ayuda mucho a mejorar la circulación en las piernas y en todo el cuerpo en general y la sensación de dolor y cansancio se alivian mucho, puedes optar por la natación si es verano.

Reducir la cantidad de sal en los alimentos

Esta opción es una medida preventiva y también un remedio, esto se debe a que el consumo de alimentos con alto contenido de sal hace que seas más proclive a la retención de líquidos por lo que es importante que reduzcas lo más posible la sal y en su lugar incluir en tu alimentación fibras, verduras y frutas ya que ayudan mucho al tránsito intestinal y además alivian la sensación de piernas cansadas.

Infusiones de hierbas

Existen hierbas que son muy efectivas para mejorar la circulación sanguínea en las piernas, puedes probar con las infusiones de romero, jengibre, mostaza negra y la conocida cola de caballo.

Para terminar si al probar estos remedios para aliviar las piernas cansadas y el dolor no notas un efecto positivo, el dolor continúa y sobre todo si tus piernas se encuentran inflamadas o cambian a un color azulado entonces lo más aconsejable es que consultes con un médico para que te pueda orientar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *