Dolor al tragar: Causas y remedios o tratamiento

Causas del dolor al tragar

El dolor al tragar puede afectar a personas de cualquier edad, hay que tener en cuenta que el proceso de deglución de alimentos implica la acción de nervios y músculos ubicados en el cuello, la garganta, esófago y los músculos de la boca y en parte dicho proceso se realiza de forma voluntaria y también involuntaria, el dolor se puede sentir como dolor en el tórax, ardor y la sensación de tener alimento atorado en la garganta, otra cosa a tener en cuenta es que si hay fiebre, sudoración, escalofríos y enrojecimiento es posible que se trate de una infección.

Causas del dolor al tragar

Causas del dolor al tragar

Faringitis

Es la inflamación de la faringe a causa de resfrío, gripe o la mononucleosis y produce dolor al tragar los alimentos.

Ganglios linfáticos inflamados

Las infecciones, virus de la gripe, abscesos dentales y otras enfermedades pueden causar la inflamación de estos ganglios.

Candidiasis bucal

Se trata de una infección en la lengua y boca, es causada por un hongo llamado cándida, este hongo habita en la boca en cantidades moderadas sin embargo cuando el sistema inmune se debilita se puede multiplicar.

Lesiones en la garganta

Estas lesiones pueden aparecer por diversos motivos como puede ser la tos crónica, infecciones, tragar pastillas grandes o tener alimentos atorados en la garganta como espinas de pescado o huesos.

Otitis

Se trata de una infección e inflamación del oído y puede provocar dolores intensos al oído, fiebre, puede causar vértigo e incluso parálisis facial y también dolor al tragar.

Remedios para el dolor al tragar

Remedios para el dolor al tragar

Infusión de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades relajantes y en este caso la puedes usar en gárgaras, también puedes probar con vinagre de manzana ya que es muy efectiva para matar bacterias de forma natural.

Té de jengibre y miel

La preparación debe hacerse con jengibre rayado en una cantidad de tres cucharadas pequeñas en una taza de agua caliente, una cucharada de miel y puedes añadir una bolsa de té.

Agua oxigenada

Para el dolor por infección puedes hacer gárgaras con agua oxigenada, no necesariamente debe ser puraa ya que puedes mezclar con agua normal en similares cantidades.

Limón y miel

Es uno de los más conocidos remedios pero es ideal si el dolor dura varios días y mejor es como complemento a otros tratamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *