Medicamentos para el dolor de huesos

El dolor de huesos ocurre en personas de todas las edades. Puede presentarse en uno o en más de los huesos. Este se puede confundir con dolor articular o dolor muscular cuando es leve, pero un dolor de huesos fuerte es clara, como es el caso de cuando ocurre una fractura de huesos. En casos más graves puede deberse a cáncer de huesos, pero en estos casos los dolores son menos obvios. A continuación te presentamos un poco más sobre el dolor de huesos.

Introducción al dolor de huesos

Medicamentos para el dolor de huesos

Al dolor de huesos se le conoce en el ámbito médico como dolor óseo. Es un padecimiento poco común y puede ser debida a cáncer en los huesos, interrupción del suministro sanguíneo, huesos infectados, leucemia, pérdida de mineralización, sobrecarga o fractura. Es indispensable que usted acuda al médico en cuanto sienta un dolor de este tipo.

Si es un dolor resulta ser articular o muscular en lugar de óseo, es probable que se deba a una lesión por sobrecargo o esfuerzo. De no ser así, puede representar un grave problema a la salud que debe de ser tratado inmediatamente para evitar problemas más graves. Es muy importante que para lograr un correcto diagnóstico, usted pueda describir dónde se localiza el dolor, por cuánto tiempo lo ha sentido y si este ha evolucionado, así como si usted presenta algún otro síntoma como fiebre, mareos o vómitos.

Medicamentos recomendados para el dolor de huesos

Medicamentos para el dolor de huesos

El dolor de huesos causado por fracturas o lesiones puede ser tratado con un analgésico suave de venta libre, como el paracetamol, el naproxeno y el ibuprofeno. Asegúrese que no sea alérgico a estos medicamentos, ni que estos hayan pasado de su fecha de caducidad. Para otros problemas causantes de dolor de huesos, usted debe de acudir a un médico que le recete los medicamentos necesarios para recobrar su salud.

Deja un comentario