Dolor de pecho al respirar: Causas y Remedios para aliviarlo

Como ya hemos visto antes el dolor de pecho no siempre está ligado a una enfermedad al corazón o un ataque cardíaco, existen otras causas y una de ellas son las enfermedades que afectan al sistema respiratorio, es usual que este dolor de pecho al respirar se calme por sí solo pero hay que tener en cuenta qué tipo de enfermedad exactamente está afectando a las vías respiratorias ya que algunos casos necesitan de un tratamiento inmediato como puede ser el caso de la neumonía o la pulmonía, estos cuadros no solo representan un fuerte dolor, si no se tratan a tiempo o de la forma correcta puede traer consecuencias mucho más graves.

Causas del dolor de pecho al respirar

Causas frecuentes del dolor de pecho al respirar

Asma

El asma es una de las enfermedades a las vías respiratorias más conocidas y ocurre cuando dichas vías se inflaman y además de la dificultad para respirar se puede presentar dolor de pecho, sobre todo con la sensación de opresión en la cavidad torácica.

Embolia pulmonar

Esto ocurre cuando las arterias que irrigan de sangre a los pulmones se obstruyen debido a un coágulo, esto genera que al respirar se sienta un dolor de pecho el cual aparece de forma muy abrupta, además puede haber también dificultad para respirar.

Pulmón colapsado (neumotórax)

Como indica su nombre tiene lugar cuando existe un escape de aire que se dirige a la cavidad pleural la cual recubre los pulmones, esto generalmente causa una presión excesiva en ambos pulmones lo que puede causar dolor al respirar aunque también se puede sentir de forma aguda, cuando se trata de un cuadro leve suele sanar por sí solo sin embargo hay otros casos que requieren de atención médica.

Costillas fracturadas

A diferencia de las anteriores, en este caso la afección no está vinculada a las vías respiratorias pues como su nombre indica se trata de una o más costillas que estén rotas, esto debido a un fuerte golpe en la zona torácica, si se trata de una rotura leve puede que la persona no sepa que tiene una o más costillas fracturadas pero sí es notorio si el dolor es muy fuerte, dicho dolor se presenta cuando la persona trata de respirar ya que el tórax se contrae, este dolor es síntoma de que una costilla puede estar rota, puedes corroborarlo al hacer presión en el pecho ya que ese también es un indicador de este tipo de lesión.

Remedios caseros para aliviar el dolor de pecho al respirar

Remedios para aliviar el dolor de pecho al respirar

Aceite de eucalipto

Es un remedio natural ideal por si la causa es un mal respiratorio, la primera opción es masajear el pecho por unos minutos con este aceite empapado en un paño  caliente, este masaje debe realizarse por una hora con algunos descansos entre minutos, el eucalipto es excelente para disolver las mucosidades formadas en el pecho.

Aceite de mostaza

Este aceite se calienta, mejora si le añades un trozo de alcanfor, esta mezcla la debes untar y masajear en el pecho y la espalda con ayuda de otra persona por un lapso de quince minutos, el calor del aceite de mostaza es excelente para mejorar la circulación de la sangre y alivia mucho la respiración y por ende el dolor, debes hacer estos masajes entre dos a tres veces al día.

Miel y cebolla

Ambos ya han sido mencionados antes pero es necesario volver a hacer énfasis en estos remedios naturales sobre todo para aliviar el dolor a causa de las sibilancias del asma, también son excelentes antiinflamatorios, en el caso de la miel la puedes tomar de un recipiente o puedes inhalar el aroma, puedes combinar esto con las cebollas crudas pero bien lavadas y si quieres con algo de limón, el alivio es gracias al azufre que contiene y es efectivo para eliminar cualquier tipo de infección respiratoria.

Cúrcuma

La cúrcuma es muy efectiva como expectorante, ayuda mucho a eliminar cualquier mucosidad en las vías respiratorias, puedes añadir una cucharada de cúrcuma en polvo en un vaso con agua caliente y esperar a que se haya mezclado bien, no es para tomar, debes hacer gárgaras con esta preparación al menos tres veces al día.

 

Deja un comentario