Dolor de muela y oído

Dolor de muela y oído: Causas y Remedios para aliviarlo

Pocas partes del cuerpo están más relacionadas que las muelas y los oídos. Estos órganos están tan relacionados entre sí por el hecho de que comparten una articulación llamada tempero mandibular conjunto, además de que ambas se desarrollan al mismo tiempo durante la gestación.

Causas del dolor de muelas u oido

Dolor de muela y oído

Las muelas

Muchas veces algún problema en las muelas puede causar dolores de oídos también. Es común que cuando un otorrinolaringólogo no puede definir la causa del dolor de oído de su paciente, lo redirija a un dentista. Y por lo general se determina que el causante del dolor estuvo todo el tiempo en las muelas.

Muelas del juicio

Las causas que generan el dolor de muelas y oído al mismo tiempo generalmente tienen que ver con las muelas del juicio. Al ser las últimas en erupcionar, muchas veces no encuentran espacio suficiente, creando dolor y molestia que se puede traspasar hasta los oídos.

Trastorno Tempero mandibular Conjunta

Otra de las causas más comunes del dolor de muelas y oído es el Trastorno Tempero mandibular Conjunta, que consta de la irritación, inflamación y lesiones en esta articulación, produciendo dolores tanto en muelas como en oídos.

Caries severa

Por último, una caries muy severa puede llegar hasta el nervio del diente, transmitiendo el dolor hacia otras áreas como los oídos.

Remedios del dolor de muelas u oido

Dolor de muela y oído

Como hemos visto, la mayoría de las veces el dolor de oídos y muelas en conjunto tiene que ver con problemas dentales como la salida de las muelas del juicio, es por eso que aquí te presentamos algunos remedios efectivos para deshacerte de estas molestias.

Limpieza

Procura mantener tus molares limpios y sin ningún rastro de comida, ya que estos pueden desarrollar infecciones muchísimo más dolorosas y difíciles de tratar

Remedios caseros

En un algodón limpio aplica unas gotas de aceite esencial de clavo, o 2 a 3 clavos de olor enteros. Coloca en el área afectada y verás que sus propiedades quitan el dolor.

Mezcla una cucharadita de sal en una taza de agua tibia y realiza enjuagues bucales varias veces al día para mantener la boca limpia y evitar gérmenes.

Coloca un poco de clavo machacado en tu un algodón y colócalo en el área afectada.

Deja un comentario