Dolor de huesos: Causas y Remedios para aliviarlo

El dolor de huesos es algo que suele asociarse con la edad, esto se debe a que con el paso del tiempo y mientras más edad tiene la persona los huesos en cuanto a su densidad y resistencia comienza a disminuir, esto no solo se debe a cuestiones de edad, también tiene que ver la actividad física que realiza la persona ya que a menor actividad los huesos, articulaciones y músculos comienzan a cambiar y se vuelven menos resistentes por lo que los dolores y riesgos de fracturas y lesiones suelen ser mayores, hay que tener en cuenta también que el dolor de huesos no es lo mismo que dolor en articulaciones y de hecho el primero es menos frecuente que el segundo, veremos a continuación algunas de las causas más frecuentes de este tipo de dolor.

Causas del dolor de huesos

Causas frecuentes del dolor de huesos

Fractura de hueso

Puede darse a cualquier edad y se detecta al instante en que se produce la lesión ya que las fracturas son muy dolorosas.

Osteomielitis

Se trata de una infección en el hueso y que se origina por la presencia de bacterias y gérmenes.

Cáncer de huesos

Existen dos tipos: el primario que tiene su origen en el mismo hueso y el segundo es el cáncer óseo metastásico y suele ser más frecuente que el primero.

Leucemia

Es un tipo de cáncer pero que ataca los glóbulos de la sangre y causa fuertes dolores óseos.

Osteoporosis

Los huesos pierden minerales y se vuelven cada vez más frágiles y por tanto el riesgo de fracturas y otras lesiones son más altos, además causan fuertes dolores aunque se sabe que es una enfermedad mucho más común en personas de edades a partir de 50 en adelante aunque pueden haber casos de edades más tempranas.

Remedios para aliviar el dolor de huesos

Remedios para aliviar el dolor de huesos

Infusiones de cola de caballo

Ayuda mucho a fortalecer los huesos y aliviar el dolor gracias a sus propiedades que estimulan la creación de tejido óseo, ayuda mucho también a la recuperación de golpes y fracturas, debes hervir esta hierba en agua, dejar reposar y colar, el líquido resultante lo debes beber una o dos veces al día.

Aceite esencial de eucalipto

Debes mezclar este aceite con agua, puedes añadir aceite de romero y dicha mezcla la debes aplicar con masajes en la zona donde se presenta el dolor.

Ortiga

La ortiga es de mucha ayuda y actúa como diurético natural, es ideal para eliminar líquidos que se almacenan en articulaciones que se ven afectadas lo cual reduce la inflamación y alivia el dolor, la forma de preparación es muy simple, debes hervir ortiga en agua por un lapso de diez minutos, dicha infusión la debes beber una vez al día. Puedes también mojar paños con esta infusión y en seguida aplicar en la zona afectada.

Ulmaria

Conocida también como Reina de los prados, es una planta con propiedades antiinflamatorias, anticoagulante y diurético, pero sí debes tener cuidado con las cantidades en personas mayores, niños y aquellos que no deben tomar anticoagulantes. Debes preparar infusiones hirviendo en agua flores de Ulmaria, dejar reposar y beber en este caso un promedio de cuatro veces al día, otra opción es bañar la zona afectada con esta infusión.

Infusión de jengibre

Es un antiinflamatorio natural muy efectivo también para el dolor de huesos, es ideal también si el dolor es causado por artritis, la preparación es sencilla: debes añadir un pedazo pequeño de jengibre a un recipiente con agua y hervir, el líquido lo debes beber dos veces al día.

Recuerda que las fracturas siempre deben ser atendidas por un médico para colocar tablillas y vendas con el fin de volver a soldar el hueso, también para colocar en su lugar o de ser necesario pasar a una cirugía si la fractura es muy grave, otras causas como las mencionadas osteoporosis, leucemia entre otras siempre deben estar bajo un seguimiento médico al margen de estos remedios que hemos sugerido para paliar el dolor.

Deja un comentario