Dolor de garganta y mocos: Causas y Remedios para aliviarlo

Como es bien sabido, un dolor de garganta puede significar, en la mayoría de los casos así es, una infección en nuestras vías respiratorias, por lo general causada por algún virus o bacteria; pero esto se vuelve aún más molesto cuando no solo padecemos el dolor de cuello, sino también de mucha mucosidad en nuestras vías respiratorias; por ello este artículo fue redactado, ofreciendo una explicación de las posibles causas y de las mejores formas de poder contrarrestar estos síntomas que nos hacen la vida imposible.

Síntomas dolor de garganta y moco

Dolor de garganta y moco.

Comencemos haciendo mención de algunos de los síntomas causados por las infecciones virales o enfermedades causadas por bacterias.
Lo primero que identificaremos, además del dolor de garganta y de la mucosidad excesiva serán:

Dolor de cabeza

Dolores de cabeza y en algunos casos dolores musculares causados por la tensión que se genera en los músculos, ya sea debido a la hinchazón o a la tos.

Fatiga o cansancio

Fatiga o cansancio, esto lo podremos identificar porque a pesar de haber descansado el tiempo suficiente, nuestro cuerpo aun parecerá que necesita más descanso, y lo que es cierto, más adelante analizaremos por qué.

Fiebre

Fiebre, en estos casos lo mejor es que se asista con un especialista, pues la enfermedad puede estar muy avanzada, por lo que se requiere un tratamiento especializado.

Remedios dolor de garganta y moco

Dolor de garganta y moco.

Suero o solución salina

Con la finalidad de eliminar toda la mucosidad que obstruya nuestras fosas nasales podemos hacer uso de alguna solución salina, conocida como agua de mar, para poder facilitar el desprendimiento de la mucosidad, así cuando nos limpeños la nariz, toda la mucosidad que estorba saldrá.

Limón

Otra manera de eliminar la mucosidad, bastante molesta, pero muy efectiva es el hacer uso de unas gotas de limón que se suministrar en la nariz; esto es bastante doloroso, por lo que no se recomienda que se aplique en niños.

Deja un comentario