Dolor de espalda al dormir. Causas y Remedios para aliviarlo

Uno de los malestares comunes de los seres humanos es el dolor de espalda. Puede variar en localización, intensidad y causa. Pero de alguna manera todos lo hemos experimentado. Sin embargo existe un tipo de dolor de espalda menos conocido. Solamente se sufre al dormir y puede llegar a ser el más intenso de todos, es el dolor de espalda al dormir. Sigue leyendo si crees que lo tienes.

¿Has experimentado dolor en tu espalda al dormir? ¿Quieres saber porque?

Dolor de espalda al dormir

La edad o el desgaste

Puede que hayas experimentado dolores en tu espalda al recostarte y dormir. La razón más común es la degeneración de discos. Con la edad o el desgaste físico estos pueden debilitarse. Al movernos durante la noche esto puede causar gran dolor.

Fractura o causas musculares

Una fractura menor o un esguince también pueden ser la razón. Tómalo en cuenta si recientemente sufriste una caída fuerte o un accidente en auto. Si sueles realizar deportes de alto impacto, puede que tu lesión sea deportiva.
Si estás embarazada puede que también sufras este malestar. Tu columna se está acostumbrando al peso adicional. Así que el movimiento puede resultar en dolores intensos o intermitentes.

Otras razones pueden ser la artritis, la escoliosis múltiple o la endometriosis.

Te decimos como aliviar y remediar el dolor de espalda al dormir

Dolor de espalda al dormir

Posición al dormir

Para remediar este dolor te sugerimos lo siguiente. Encuentra la posición adecuada para dormir. En ocasiones las piernas están sumamente dobladas o la columna no está recta. Esto puede evitar que puedas dormir a gusto.

Uso de la almohada

Te sugerimos dormir boca arriba y colocar almohadas en lugares estratégicos. Coloca una almohada pequeña bajo tu cabeza. Debe ser pequeña para no elevar tu cabeza demasiado.

Coloca otra bajo tus piernas estiradas, a la altura de las rodillas. Esto permitirá que tu cuerpo esté equilibrado y encontrarás descanso.

Otros remedios

Beber té de manzanilla o realizar ejercicios de yoga también puede serte de utilidad. Realiza respiraciones profundas varias veces y encuentra un ritmo. Esto permitirá la oxigenación y tu columna se irá acomodando.
Ahora ya sabes qué puedes hacer. Las noches de insomnio han quedado en el pasado.

Deja un comentario