Dolor al mover la lengua: Causas y remedios o tratamiento

El dolor al mover la lengua puede tener varias causas y es común la inflamación a causa de una infección, llagas y que pueden estar acompañadas de otros síntomas como son los cambios en la sensación y el gusto, la lengua puede cambiar de color y volverse de color amarillo, también puede haber hinchazón en una zona o en toda la lengua lo cual depende de lo que causa esta dolencia.

El dolor puede ser sordo, en muchos casos puede haber una sensación de ardor como si muchas agujas estuvieran picando la lengua y en ocasiones puede ser una alerta de otra afección lo cual puede dificultar también el movimiento, la masticación y el tragar los alimentos.

Causas del dolor al mover la lengua

Causas del dolor de lengua al mover

Neuralgia

Se trata de un trastorno que afecta uno o más nervios en este caso los que se encuentran en la lengua y a su vez puede tener origen en alguna enfermedad como la esclerosis múltiple, la diabetes e incluso en algunos casos puede no haber otro motivo que cause este malestar.

Reacciones alérgicas

Algunas personas pueden tener reacciones alérgicas al estar contacto con ciertas sustancias, esto puede causar inflamación en la lengua de una forma muy abrupta y en algunos casos puede afectar la movilidad y dificultar la respiración.

Infecciones orales y herpes

El virus del herpes puede causar infección y heridas en la lengua y otras partes del cuerpo, también puede deberse a la sífilis y la presencia de hongos debido a una mala higiene bucal.

Beber alcohol y fumar

Estos malos hábitos como es sabido pueden traer varias afecciones a la salud, entre ellas están el causar heridas y tener en mal estado la lengua la cual puede cambiar de color a un blanco pálido o amarillento, en algunos casos también la lengua puede tener un aspecto de vellos que también puede tener origen en la ingesta de ciertos medicamentos.

Remedios para el dolor al mover la lengua

Remedios para el dolor al mover la lengua

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio son de mucha ayuda para aliviar el dolor, en este caso baja la inflamación, puedes mezclar media cucharada de bicarbonato con agua hasta formar una pasta, luego aplicar en la lengua y remojar con agua tibia luego de uno o dos minutos. También puedes usar como enjuague mezclando este polvo con agua tibia y usar varias veces durante el día.

Enjuagues con agua y sal

La sal tiene propiedades antisépticas siendo de mucha ayuda para bajar la inflamación, puedes añadir una cucharada chica de sal en un vaso con agua tibia y mezclar y esto usar como enjuague bucal, lo recomendable es usar por tres veces al día.

Miel

La miel tiene propiedades relajantes y también ayuda a calmar la inflamación, en este caso puedes frotar miel en la lengua usando la yema de los dedos, otra opción es preparar una pasta mezclando una cucharada de miel con media de cúrcuma y el resultado colocar en la superficie de la lengua, dejar por unos 4 minutos y luego remojar con agua tibia.

Alumbre

Si el dolor es a causa de llagas y heridas puedes probar con el alumbre ya que tiene propiedades astrigentes y es un excelente antiséptico, ayuda también a controlar la inflamación; para esto debes aplicar polvo de alumbre en la zona de la lengua donde está la herida y dejar por 1 minuto, pasado este tiempo debes escupir y enjuagar la boca, esto lo puedes hacer una vez al día.

 

Deja un comentario