Cómo quitar o aliviar el dolor de muela

En algún momento has sentido dolor en la boca. Lo sientes desde dentro de alguna de tus mejillas. Todo tu día de pronto se ve afectado por esto. No puedes comer y no quieres realizar acción alguna. Probablemente estás experimentando dolor en alguna muela. Aquí te mostraremos qué hacer para quitarlo o aliviarlo. Sigue leyendo si quieres librarte de ese molesto dolor.

Te decimos cómo aliviar el dolor en tus muelas

Cómo quitar o aliviar el dolor de muela

Analgésicos

Existen muchas maneras de librarse del molesto dolor en las muelas. Uno de los más comunes es la toma de medicamentos analgésicos. Estos están diseñados para detener el dolor en el cuerpo. La dosis depende de tu edad y del tipo de analgésico. Si las molestias persisten te recomendamos acudir a tu médico a la brevedad.

Remedios caseros

También podemos recomendarte algunos remedios caseros. Uno de los más comunes es utilizar esencia de clavo. Coloca una pequeña cantidad directamente sobre la muela afectada. Verás como el dolor comienza a disminuir.

Otro remedio es aplicar algún tipo de licor directamente en la herida. Toma un buche de licor. Después mantenlo sobre la zona afectada durante unos momentos. El alcohol permitirá que el área se adormezca y deje de dolor. Si eres menor de edad te recomendamos seguir leyendo para más remedios.

¿Quieres librarte por fin de ese molesto dolor de muelas?

Cómo quitar o aliviar el dolor de muela

Peregil fresco

Otra manera de quitar o aliviar este dolor es aplicando perejil fresco. Mastica algunas hojas de perejil en el área afectada. El movimiento puede resultar difícil. Pero recuerda que una vez que el perejil haga efecto ya no tendrás dolor.

Si masticar te resulta muy difícil haz lo siguiente. Tritura algunas ramas de perejil. Después mézclalas con una cucharadita de sal. Forma una pasta con estos ingredientes. Aplícala luego sobre la zona que te duele.

Ahora sabes qué puedes hacer para aliviar y eliminar esos molestos dolores. Te recomendamos asistir a tu médico. Si las molestias persisten puedes necesitar tratamiento especializado.

Deja un comentario